5 de octubre de 2008

El rey de la montaña (2007), Gonzalo López Gallego

El momento del videojuego

El gran avance tecnológico del audiovisual de los últimos años no sólo está propiciando en cierta forma la muerte del celuloide, sino que está desarrollando nuevas fórmulas en otros medios audiovisuales. Ante el éxito creciente de algunos videojuegos, el cine intentó llevar a la gran pantalla a algunos de sus personajes creando, a raíz de su simplicidad, una trama adecuada a los requisitos del mercado norteamericano. Así vieron la luz unas cuantas producciones infumables de la talla de Street Fighter (1994, Souza), Double Dragon (1994, J. Yukich), Super Mario BROS (1993, Jankel/Morton), Mortal Kombat(1995, P. Anderson) o la saga Resident Evil, que enterraron el espíritu de una arriesgada y digna percusora, Tron (1982, Lisberger). Sin embargo en nuestros días, el videojuego –gracias a su gran evolución- puede ser más atractivo para el cine en el sentido de proponerse indagar en los lenguajes que utiliza. Algo que no debe resultarnos extraño si pensamos que hoy en día una superproducción hollywoodiense vende antes el videojuego que la película y los promociona al menos a partes iguales.
El rey de la montaña de Gonzalo López Gallego, es una película que busca acercarse a este lenguaje propio del videojuego –bajo mi punto de vista, y contrario al de algunos críticos- sin hacerlo de una forma repetitiva o recargada. Y es que es solamente en el final del metraje cuando la cámara adopta los enfoques y planos que son únicamente utilizados por el videojuego: la entrada y salida de cuadro, la cámara subjetiva, fuera de campo, etc. Hasta entonces, aparecen otros recursos que del mismo modo son propios de un videojuego: ritmo trepidante, visión a través de la mirilla de un arma, distinción de bandos, etc. Pero, ¿acaso no estamos acostumbrados a ver la imagen a través de una mirilla o un telescopio desde Méliès a Hitchkock o al ritmo trepidante de algunos films de persecuciones de coches o de zombis que cazan humanos a la carrera?
Por estos derroteros se encuentra el potencial de El rey de la montaña, que pese a mostrar algunas lagunas casi insalvables –que por otro lado, podríamos permitir teniendo en cuenta las licencias del género- mantiene al espectador en tensión continua durante todo el metraje. Algo para lo cual, los recursos de los que hemos hablado, vienen como anillo al dedo en un entorno de montaña recóndito que pese a su grandilocuencia envuelve a los protagonistas del film creando un clima verdaderamente asfixiante. Un entorno desde el cual emana una violencia gratuita, un ataque constante a unos protagonistas de los que a penas conocemos nada, al igual que hasta el último eslabón del film no conocemos la identidad de dichos atacantes.

Adolescencia desequilibrada

Elephant (2003), de Gus van Sant lanzaba una reflexión acerca del desequilibrio de algunos jóvenes o adolescentes de las sociedades más desarrolladas. El consumo gratuito de violencia, bien sea a nivel familiar (papá tiene una pistola debajo de la almohada y una escopeta en el armario), audiovisual (cine, televisión, móviles y videojuegos) o social (abusos escolares, altercados y delitos callejeros, etc) puede distorsionar la mente de un adolescente llegando a perturbarla tanto que éste crea tener uso lícito de esa misma violencia o estar dentro de una trama violenta más propiamente originaria de una película o un videojuego que de la obvia realidad. Y sin duda es esto último el eje crítico del film de López Gallego, donde queda claro que se busca ante todo angustiar al espectador con todo un repertorio de persecuciones trepidantes, crear un film espectacular y entretenido, pero donde existe demás este trasfondo. Si Van Sant retrataba un entorno aparentemente tranquilo, con unos jóvenes que parecen sacados de un catálogo, fruto de la estética juvenil de su momento; aparentemente frágiles y bellos; creando así un mayor contraste y efecto con la violencia que se nos va a mostrar, López Gallego les da los atributos de un adulto y les proporciona un juego al que juegan en un entorno que dominan y en el que son capaces de cometer las más terribles atrocidades para ser los vencedores.

9 comentarios:

babel dijo...

Interesante tu reseña, porque sólo he leído críticas negativas a este film, y así tal vez le de una oportunidad y vaya a verlo...

Lo que no acabo de entender muy bien, por más que releo, es la comparación con "Elephant", película que para mí es una obra maestra. Por eso me interesa, si es que tiene algo en común... Porque cintas que denuncien la violencia tal como dices las hay muchas, pero Elephant... vamos, que es mucho comparar. No quiero poner en duda lo que afirmas, porque ya digo que no la he visto, pero si así es me interesa!
En fin, que lo mejor será verla cuanto antes

yorgos dijo...

Bueno, mi crítica tampoco es que la ensalce tanto. Es fruto digamos, de haber leído sobre todo una crítica que la machacó por utilizar hasta la saciedad los recursos del videojuego y por un final insulso. A mí no me parece que sea para meterse tanto con ella, eso es todo. Hacia el final pierde ritmo, eso es cierto, pero no considero que sea insulso.
Cuando se hace una comparación entre una y otra película, si no se especifica que es en su grado de calidad, no significa que sea porque una es tan buena como otra. Mi comparación con elephant es puramente temática, porque al fin y al cabo lo que hacen ciertos adolescentes en los dos films viene a ser lo mismo. Evidentemente hay muchísimas películas que hablen de estos temas, pero como me parece imprescindible el film de Van Sant quise dedicarle dos o tres líneas.
El enfoque de El rey de la montaña no tiene nada que ver -eso es lo que trato de decir- y su pelicula no llega a la altura de elephant ni mucho menos. Aunque en el rey de la montaña hay cosas que no me gustaron (empezando por que a uno si le dan un tiro con una escopeta en la rodilla no es que pueda correr cogeando, es que no se puede levantar del suelo!),creo que tiene otras destacables, y justamente por eso merece una crítica no tan radical. Como digo en el post, el film trata ante todo ser espectacular y llegar al público. Está claro que no es una película de Rosales o Rebollo, pero al menos deja de un lado el costumbrismo y el humor mugriento que vienen siendo las producciones españolas "comerciales" que se ven en nuestros cines.
Ya me dices si la aceptaste o si crees que es tan mala como muchos piensan.
Saludos

yorgos dijo...

Bueno, mi crítica tampoco es que la ensalce tanto. Es fruto digamos, de haber leído sobre todo una crítica que la machacó por utilizar hasta la saciedad los recursos del videojuego y por un final insulso. A mí no me parece que sea para meterse tanto con ella, eso es todo. Hacia el final pierde ritmo, eso es cierto, pero no considero que sea insulso.
Cuando se hace una comparación entre una y otra película, si no se especifica que es en su grado de calidad, no significa que sea porque una es tan buena como otra. Mi comparación con elephant es puramente temática, porque al fin y al cabo lo que hacen ciertos adolescentes en los dos films viene a ser lo mismo. Evidentemente hay muchísimas películas que hablen de estos temas, pero como me parece imprescindible el film de Van Sant quise dedicarle dos o tres líneas.
El enfoque de El rey de la montaña no tiene nada que ver -eso es lo que trato de decir- y su pelicula no llega a la altura de elephant ni mucho menos. Aunque en el rey de la montaña hay cosas que no me gustaron (empezando por que a uno si le dan un tiro con una escopeta en la rodilla no es que pueda correr cogeando, es que no se puede levantar del suelo!),creo que tiene otras destacables, y justamente por eso merece una crítica no tan radical. Como digo en el post, el film trata ante todo ser espectacular y llegar al público. Está claro que no es una película de Rosales o Rebollo, pero al menos deja de un lado el costumbrismo y el humor mugriento que vienen siendo las producciones españolas "comerciales" que se ven en nuestros cines.
Ya me dices si la aceptaste o si crees que es tan mala como muchos piensan.
Saludos

Ariel Luque dijo...

Che despues de esto me dan ganas de verla jaja. Espero que llegue aca a Arg, aunque seguramente lo hará en DVD. Y luego daré mi crítica personal. Un abrazo querido Yorgos y es un gusto volver a leerte!

Ariel.

Igor Von Slaughterstein dijo...

Vaya, pues estoy oyendo más de una opinión favorable a esta peli, así que acabare viéndola.

Excelente reseña, como siempre.

Saludos!!

BUDOKAN dijo...

Muy buena reseña, la verdad es que deconocía por completo el film y me ha dado curiosidad. Saludos!

Ariel Luque dijo...

Querido amigo Yorgos, pasaba para avisarte que he subido mi primer cortometraje "Fragmentos". Un abrazo enorme!

Ariel.

El Ente dijo...

yorgos, despues de mi ausencia por estar inmerso en varias cosas pendientes...vuelvo a leerte y a comentarte. He visto criticas negativas hacia esta pelicula, pero despues de leer la tuya me voy a decidir a verla y te comento que me ha parecido.

Un abrazo!!!!

troncha dijo...

Hola en nuestro blog hemos creado un concurso y regalamos películas, si quieres participar ya sabes… http://mitiquisimo.blogspot.com

Saludos…